La filosofía de Aladro es el deleite en la gastronomía y en el lugar. Es un placer para todos los sentidos.


En Aladro se ha mimado hasta el mínimo detalle para crear un ambiente elegante y cálido, tradicional y moderno, en consonancia con su oferta gastronómica basada en la calidad de los productos de siempre pero con un enfoque contemporáneo.


Una carta sugestiva y completa y una cuidada selección de vinos crean una combinación irresistible para cualquier paladar.


En Aladro todo está concebido para lograr la satisfacción del cliente, para que se sienta a gusto, para que se convierta en un lugar al que desee volver.

 

Restaurante Aladro 2015. Todos los derechos reservados.